Inspírate

La Familia Garcia 

Para Iris y Ezequiel García, la vida parecía sombría. La pena por la muerte de su hijo hizo cada día difícil; se preguntaban cómo iban a seguir. Su hijo de 29 años, Reinaldo, profesor en el Science Park High School en Newark, murió en un accidente de motocicleta en septiembre de 2011. "Cuando sucede algo como esto, buscas una razón para seguir viviendo", dijo Ezequiel. "Nos perdimos. Luego nos dimos cuenta de que queríamos hacer algo para mantener vivo el legado de Reinaldo. Era dulce, cariñoso y amoroso y queríamos honrar su memoria."

Las córneas, las válvulas cardíacas y los huesos de Reinaldo fueron donados para ayudar a otros. Sus padres ahora quieren aprovechar la generosidad de su hijo, una decisión que ha traído consuelo y un nuevo propósito a sus vidas.

La pareja, ambos educadores que emigraron de Puerto Rico y que han vivido y trabajado en New Jersey durante cuatro décadas, hablan con la comunidad hispana y los grupos de la iglesia sobre la donación. "Las personas responden mejor cuando escuchan algo en su propio idioma," dijo Ezequiel. “Necesitamos más educación. Algunas personas piensan erróneamente que los médicos no trabajarán duro para salvarlos si son donantes de órganos registrados, o que serían demasiado viejos para donar." La pareja también ha ayudado a traducir la información escrita sobre la donación en español, y a menudo hablan en español con medios de comunicación en nombre de la causa.

En su sala, cerca de fotografías de Reinaldo, así como de sus dos hermanos y el primer nieto de la pareja, la pareja recordaba a su hijo como un atleta talentoso dedicado a sus estudiantes y a su familia. Iris y Ezequiel dijeron que sus esfuerzos para apoyar la donación de órganos y tejidos se basan en el legado de su hijo y mantienen vivo su espíritu.